La educación ¿con o sin fronteras?

tecnologia

Problemáticas de la formación en la era NET

Vivimos la era 2.0. La era “digital”. Las pantallas LED de todos nuestros artefactos hablan por nosotros. Pero, ¿podemos dejar que la tecnología se encargue de la educación de nuestros hijos?
Ellos parecen haber nacido con el chip de la mecánica dentro de su cuerpo. Manejan una calculadora tan rápido como un sonajero; y una computadora con mucha más velocidad de lo que nosotros lo hubiéramos hecho a su misma edad. Pero no olvidemos algo: nosotros somos los padres y nunca dará una PC la formación que desde nuestro lugar podemos y debemos impartir.
La tecnología es fabulosa. Acorta distancias, amplía la capacidad de conocimiento, reduce un mundo de posibilidades a un mínimo componente. No hay que temerle, sólo ser consciente y saber que debe ser controlada desde el lugar de los adultos.
Con el avance de las redes informáticas la primera reacción que tuvieron las agrupaciones de adultos fue poner un freno y con ese dramático “stop” intentaron detener la intervención de la invasiva web en todos los ámbitos de la vida. Sin embargo, poco tiempo pasó para que se reconociera lo importante y hasta fundamental que podía ser un desarrollo informático para el adelanto y desarrollo educativo.
No había que imponer un “no” sino administrar bien el “sí”. Un “sí se puede” bien organizado tiene una amplia capacidad de persuasión.

¿Cómo actuar en consecuencia?

En primer lugar debemos tener presente que el límite de la tecnología tenemos que ponerlo nosotros. No podemos esperar que un niño con su inmadurez o un adolescente con su ímpetu avasallante logren controlar sus impulsos y deseos de traspasar fronteras y surfear en las ondas de la net.
Por tanto, es necesario que brindemos algunos consejos para que la tarea de manejar la educación familiar en tecnología sea más fácil y llevadera: por un lado se debe delimitar el espacio de la computadora. Cuando predominaban las PC tal vez era más sencillo, sin embargo, con la era de las portables se debe conservar con firmeza el espacio físico donde el acceso a la red tendrá lugar. Tiene que ser un lugar de paso, donde no haya escondites donde el diálogo sobre el uso pueda darse libremente.
También debe regularse la porción de tiempo que se permitirá para las actividades intraweb. No es algo que pueda hacerse “todo el día”. Que se entienda cuál es la utilidad y cuáles sus beneficios, pero también no deben dejar de explicarse sus fallas.
Los padres tienen que hacer uso de la herramienta “control parental” que la propia web otorga. Saber qué camino recorren los jóvenes es una tarea de adultos.
Y también debe primar el diálogo. Actividad que deberá propiciarse en esta y en todas las actividades que compartamos como familia. Hablar todo el tiempo que se pueda sobre todo lo que se pueda: esa debe ser la premisa.
Una educación sin fronteras se nos pone al alcance de la mano. Pero quienes tienen las manos de sus hijos son sus padres y mientras estén bien guiados aprenderán desde la base cuáles son los caminos buenos para recorrer.

Contenido producido originalmente por FastForward Concepts para Colegio Santo Tomás de Aquino.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s