La experiencia de la Resurrección nos llena el corazón de alegría

resurrección - Escuela Santo Tomás

Que la Resurrección se vea en la vida diaria, Papa Francisco.

El pasaje por la cuaresma y la propia Semana Santa nos deja la enorme alegría de la Resurrección.

Que la cruz pueda transformarse en vida y Vida Eterna es un eficaz condimento para que observemos nuestro propio entorno y demos a cada preocupación, a cada tormento, el verdadero lugar que tiene.

Cuenta esa tradicional historia la experiencia de un hombre que cansado de las tantas penas que le aquejaban le pide a Dios que le cambie la cruz que cargaba en sus hombros porque no la soportaba más, sentía que con ella ya no podía seguir adelante.

Como la bondad de Dios es infinita lo invitó a que eligiera su propia Cruz ya que él quería ver a su hijo feliz con la vida que tenía. Así, este hombre apesadumbrado se presenta frente a todas las cruces que Dios tenía en exposición y se dispone a elegir la que más le parecía acorde a su lugar. Piensa que una Cruz muy chiquita no era la apropiada porque Dios era muy bueno y tampoco quería demostrar que se quería ganar el cielo con poco esfuerzo. Entonces dejó de lado todas las cruces pequeñas. Luego se dirigió a las cruces más grandes y al observarlas comprendió que esas tampoco podían ser para él porque lo doblaban en altura y ni siquiera podría dar un paso cargándolas. Y así, descartando unas y acercándose a otras, finalmente encontró la Cruz que creía apropiada. Justa para su tamaño, perfecta en peso y ornamentos.

En ese momento se acercó a Dios y le dijo: “Esta es la Cruz que yo elijo, estoy seguro que cargándola podré llegar a la Vida Eterna”.

Dios con su gran bondad, aunque algo sonriente, le respondió: “Creo que estás en lo cierto. Si te fijás, es la Cruz que has venido cargando en tus hombros toda tu vida.”

Vivir la Resurrección es saber que no hay problema que no podamos soportar pero que también para todo Dios nos tiene una clara recompensa.

Vivir la Resurrección es transmitir la alegría a diario de tener un Dios que año a año se nos ofrece y nos muestra que nuestra existencia es un claro producto de su Amor.

Contenido producido originalmente por FastForward Concepts para Escuela Santo Tomás de Aquino.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s