Las Redes Sociales en la Educación: ¿Formación o distracción?

Las Redes Sociales han revolucionado la forma en la que vivimos, en la que trabajamos, la forma de hacer negocios, de comunicarnos, de vivir el ocio y ha supuesto un cambio increíble en la forma en la que los alumnos pueden aprender.

Hace veinte años la única forma de aprender, bueno, de estudiar, porque el hecho de estudiar no quiere decir que se aprenda, era leer el libro de texto una y otra vez, palabra por palabra, hasta memorizar el tema del que había que examinarse.

Los profesores siempre han afirmado que para estudiar un tema, no solo hay que aprenderlo, sino que aprehenderlo, y eso, en cierto modo, es lo que han facilitado la adopción de tecnologías TIC en las escuelas.

Aparte de los nuevos medios, las Redes Sociales han supuesto un nuevo modo de entender la Educación, aunque aún haya profesionales que se resisten a adoptarlas por diferentes motivos como la falta de medios técnicos o la poca formación de los docentes en estos campos, totalmente nuevos para ellos.

 

A pesar de la implantación del programa Escuela 2.0 en el que se trata de fomentar que los alumnos utilicen estas tecnologías, la verdadera adopción del Social Media entre los alumnos es poca, puesto que las suelen ver, no como un instrumento de trabajo, sino como un elemento de ocio y distracción.

 

Tanto profesores como alumnos se pueden beneficiar de las posibilidades de las Redes Sociales, a unos facilitándoles la labor docente, y a los otros, facilitándole el proceso de aprendizaje al tener, entre otras cosas, acceso directo a su profesor para poder preguntarle dudas.

El uso de Facebook, por ejemplo, puede ser muy beneficioso para alumnos y docentes. Los profesores pueden colgar en la red social las tareas a realizar, y los alumnos, además de acceder a ellas en cualquier momento, tienen una vía abierta con el profesor, sin contar también con que de esta manera pueden compartir con los compañeros cualquier recurso que necesiten.

Existen diferentes plataformas en las que los alumnos pueden localizar información interesante para realizar sus trabajos diarios, o incluso donde poder encontrar material con el que resolver sus dudas, como Sangakoo, un sitio específicamente pensado para que el alumno aprenda de forma práctica y entretenida matemáticas mediante ejercicios especialmente creados para ellos.

Por otro lado, gracias a las Redes Sociales los profesores también pueden compartir entre ellos recursos educativos, experiencias, ideas e incluso materiales, ya que existen plataformas especialmente dirigidas a ellos, como es el caso de Aula Didactalia, donde los docentes pueden entrar en contacto con otros profesores y compartir.

La colaboración es otro aspecto que las redes sociales han permitido. En Educación, un claro ejemplo es la Wiki, donde cualquier alumno puede añadir información a la ya proporcionada por otros compañeros de clase, con lo cual, tienen una base de datos amplia y actualizada continuamente.

No cabe duda de que estos recursos hacen, tanto a profesores como alumnos, más fácil la tarea de enseñar y de aprender, con más recursos al alcance de ambas partes  y para los estudiantes, la posibilidad de resolver sus dudas de manera más fácil.

¿Y tú, qué opinas? ¿Redes Sociales en Educación sí o no?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s